Relatos eróticos de Gays
Relatos eróticos de Gays
Sorprendido en la fábrica abandonada

Cuando me pasó lo que voy a relatar; fui sorprendido en una fábrica abandonada haciéndome una paja y con uno de mis dedos acariciando mi ano. En la época en que esto sucedió, me encontraba realizando el servicio militar en Zaragoza. Por aquellos días estaba gozando de un mes de permiso por lo que me encontraba en la ciudad donde vivo, y vivía en aquellos momentos, y que no es otra que La Coruña. Aquel día había ido al puerto ...
Leer relato eróticos >

Relatos eróticos de Gays
Venancio, el viejo tendero, Parte 4

Al día siguiente de haber sido follado por Venancio y el camarero Marcos, y Venancio el viejo tendero, me había follado en el portal de mi casa, era sábado, y ese día tenía una cena con los amigos. Por supuesto que luego iría por el bar en el que siempre parábamos, y allí me volvería a encontrar con el viejo tendero, Venancio, y Marcos, el camarero del bar. Habíamos quedado en repetir lo del día anterior. Ya eran casi las 2 de la ...
Leer relato eróticos >

Relatos eróticos de Gays
Venancio el viejo tendero, Parte 3

Los siguientes días seguimos coincidiendo el viejo tendero y yo, en el bar en el que solíamos parar. Y como ya era costumbre, cada vez que coincidíamos en los aseos, el viejo tendero, me metía mano todo lo que podía. Antes de entrar en el water, había una pileta para lavarse, luego había un urinario, y al fondo estaba el water. El sitio no era muy espacioso, y al pasar hacia el water, era muy fácil rozar al que estaba lavándose, o ...
Leer relato eróticos >

Relatos eróticos de Gays
Venancio, el viejo tendero, parte 2

Hacía unos días que el viejo tendero, Venancio, me había dado por el culo en su tienda casa. Ya habíamos coincidido en el bar donde solíamos parar, y en varias ocasiones habíamos coincidido en el aseo. Cada vez que coincidimos me había metido mano todo lo que pudo. Me sobaba el culo con sus manos, y hasta me arrimaba su paquete mientras yo meaba, y a la vez que me comía la oreja, me susurraba que me quería volver a dar por el culo. Tienes que ...
Leer relato eróticos >

Relatos eróticos de Gays
Venancio, el viejo tendero

El viejo tendero, Venancio, solía parar en el mismo bar que yo paraba desde hacía unos años. Siempre solía estar hasta altas horas de la noche, hacía ya bastantes años que había quedado viudo. Tenía una tienda ultramarinos en la calle donde yo vivía, la misma además de tienda, era también su vivienda. Siempre que me veía me saludaba, pues, aunque no iba a comprar a su tienda; solamente había ido en contadas ocasiones; él me conocía desde ...
Leer relato eróticos >

Después de leer un buen relato porno, descubre quien más tiene ganas sexo en tu zona!