Relatos porno de Gays
Relatos eróticos de Gays
El moro me hizo suyo, parte 2

A las 9:30, ya habíamos subido a bordo del barco. Habíamos dejado las pertenencias en el camarote que nos correspondía a cada uno. El moro Jabibi y yo, teníamos un camarote para los 2 solos, otros iban en camarotes de 4, otros igual que Jabibi y yo, y los oficiales y técnicos, iban en camarotes individuales. Cuando repartieron la ropa de trabajo y camas, todos fuimos a hacer las camas de cada uno, ordenar la ropa, y vestirnos con la ...
Leer relato eróticos >

Relatos eróticos de Gays
El moro me hizo suyo

Mientras iba hablando, me iba frotando la mano por la espalda, hasta llegar a mi culo y pasar la mano por todo el canal. Se paró en el ano e intentaba meter un dedo. Di un respingo, ¡eh! ¿Que haces? Le dije mirando a la cara. Cuando me giré hacia él, ya lo vi desnudo y una erección en sus calzoncillos de campeonato. Mira como me has puesto, me decía mientras me sujetaba la mano y la llevaba a su entrepierna. Yo, yo no he hecho nada, le ...
Leer relato eróticos >

Relatos eróticos de Gays
Follado en los aseos públicos de la playa de Riazor

Tranquilo me dijo, a la vez que con una mano en la cabeza me empujaba para que me agachara. Abre la boca me ordenó. Temblándome las piernas y mirando para todas partes, a causa del nerviosismo que me había entrado, eso hice. Me agaché, abrí la boca, me sujeté a sus piernas con las manos, y empecé a chupar y tragar aquella polla. Llevaba varios días que andaba salido y caliente a rabiar, deseando que alguien me diera por el culo, ...
Leer relato eróticos >

Relatos eróticos de Gays
El chabolista del puerto

Habían pasado varios días desde que me habían sorprendido y follado en la fábrica abandonada, el día que había salido del puerto sin tener suerte a la hora de conseguir trabajo. Pero por suerte, al día siguiente había encontrado trabajo en el puerto; era en una descarga de pescado congelado, con la que al menos tendría trabajo para 7 u 8 días; por lo que no tuve necesidad de recurrir a lo que me había dicho aquel hombre que me había ...
Leer relato eróticos >

Relatos eróticos de Gays
Sorprendido en la fábrica abandonada

Cuando me pasó lo que voy a relatar; fui sorprendido en una fábrica abandonada haciéndome una paja y con uno de mis dedos acariciando mi ano. En la época en que esto sucedió, me encontraba realizando el servicio militar en Zaragoza. Por aquellos días estaba gozando de un mes de permiso por lo que me encontraba en la ciudad donde vivo, y vivía en aquellos momentos, y que no es otra que La Coruña. Aquel día había ido al puerto ...
Leer relato eróticos >

Después de leer un buen relato porno, descubre quien más tiene ganas sexo en tu zona!